Bien en el centro de la Stari Grad de Zagreb se encuentra este pequeño museo que se sale un poco de lo tradicional. Hay objetos que a simple vista uno podría decir que son comunes y corrientes sin demasiado valor.

Pero si tienen valor, valor afectivo. Abierto en el 2006 el “Museum of Broken Relationships” se ha encargado de armar una gran colección de objetos, objetos enviados por diferentes personas alrededor del mundo, objetos que cuentan la historia de una relación rota.

El museo nos recibe con su shop (cuando no) con merchandising variado desde chocolates con alegres deseos, lápices y postales donde uno puede raspar para descubrir un mensaje no romántico. Para despues pasar a la exposicion.

Las entradas al museo ya nos dan una muestra de lo que es este lugar.

Postales con mensaje oculto para raspar.

Nada mas lindo que regalar un chocolate y desearle al otro que su trasero crezca.

Desde una foto de un muelle recordando donde se vivió un amor de verano (y donde la protagonista marca el lugar donde vio un pene por primera vez), pasando por un videojuego adictivo pero molesto para la novia despechada, hasta un peluche recuerdo de un matrimonio de 30 años roto por una infidelidad. Las excusas y motivos son variados, desde “me voy a vivir a otro país y no te contesto nunca mas» a el clásico” no sos vos soy yo”; “te quiero como amigo” o “mi amor es el mar”

La muestra tiene todo tipo de objetos diversos.

Hermosas historias… algo turbias (si se puede leer a pesar de la marca de agua).

Esa primera vez…

Tranquilamente podria ser yo.

Pero no todas son relaciones amorosas, también podremos encontrar una carta de suicido de una madre enviada por sus hijos u otros objetos como un pendrive con música, un desodorante olvidado y quizás una reja de una casa. Todos objetos recordando esa relación perdida.

Si bien los objetos pueden ser normales a simple vista el hecho de tener la historia y el motivo de que estén ahí les da otro valor, uno puede pasarse un buen rato en el leyendo todas las historias enviadas por la gente, a veces párrafos extensos y otras veces apenas un renglón que le habrá servido a alguien para exorcizarse.

Hay espacio para los trios.

Obviamente el visitante puede dejar su “Relación Rota” en el libro de firmas pero si quiere ir un poco más allá puede llenar un formulario en la Web del museo y enviar un objeto con su historia.

A pesar de que el “cuartel central” del Museo de las Relaciones Rotas se encuentre en Zagreb, el mismo organiza muestras y exposiciones a lo largo del mundo. Por lo tanto si no están por Zagreb pueden coincidir con la muestra en algún otro lugar del planeta.

El final.

En pocas palabras el Museo de las Relaciones Rotas de Zagreb a simple vista es un museo de objetos que no llamarían la atención en cualquier lugar pero que aquí forman parte de una historia y de los sentimientos más profundos de las personas que los enviaron.

Direccion: Calle Ćirilometodska 2, Zagreb.

Horarios: Lunes a Domingo de 9hs. a 21hs.

Sitio Web: https://brokenships.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *