“Cerré la ducha, agarré la toalla y me la puse en la cara para secarse, fue allí que vino ese aroma familiar y olvidado: Olor a toalla de hotel. Volví a tener ese sentimiento de felicidad viajera, al menos por un rato”.

Todo comenzó por una entrada del blog de Sir Chandler donde contaba de la promoción del Sheraton para atraer clientes al hotel (si ud. está leyendo esto desde un futuro muy lejano le recuerdo que en el año 2020 se produjo una pandemia y que aun en el 2021 perdura). Hablando con la gente del Hotel nos contaban que en ese momento en el Hotel había 80 personas, lo cual es muy poco para un hotel con más de 700 habitaciones. Es más hasta nos contaban que durante la parte fuerte de la pandemia llegó a haber tan solo 1 huésped en todo el hotel.

Dicho esto, la oferta del Sheraton se promociona bajo el lema “Cena con la mejor vista de la Ciudad y alojamiento incluido”. El valor de esta promoción es de $8500 (IVA incluido) lo que sería algo así como USD 55. Lo que para ser un Hotel de 5 Estrellas no está nada mal. Todo esto en base doble (o sea para dos personas).

La promo completa con el menu. (El precio puede variar).

La tarifa incluye una cena de dos pasos y supuestamente había algunas actividades para hacer con reserva previa, pero dado que fuimos el 21 de Mayo (un día previo al cierre total) las actividades estaban suspendidas

En el menú se puede elegir entre 3 platos y 3 postres. Las bebidas sin alcohol y el vino están incluidos en la tarifa final. Lo único que no está incluido y puede ser opcional es el desayuno y cualquier otro consumo en el lugar.

De más está aclarar que la cena y el desayuno son en la habitación ya que los lugares comunes obviamente no están habilitados.

El día no acompañaba para mucho, un ciclón no tropical se acercaba a la ciudad de Buenos Aires por lo tanto todos los planes que teníamos (caminar por la zona y sacar fotos) quedaron cancelados.

Tampoco se podía circular por el hotel porque como ya sabemos los lugares comunes solo están para circular. Nada de sentarse en el lobby y hacer esas cosas que se hacen en los hoteles.

En cuanto al Sheraton de Retiro podemos esperar todo lo que se espera de un Hotel 5 estrellas. Si bien vale aclarar que el edificio en su interior es de lo más moderno y se nota el desgaste de los años. La limpieza y el cuarto están muy bien y vale destacar el Servicio del lugar.

La experiencia fue más que agradable, además de pasar una noche en un hotel histórico de la Ciudad, es una ayuda a la psiquis que tanto daño sufrió en este año y medio. Sobre todo para los que tenemos esa adicción de viajar y básicamente guiamos nuestra vida por eso.

En mi caso el salir y dormir por primera vez en otra cama después de un año y medio y despertar en otro lugar diferente fue una gran sensación que hace rato no sentía.

Si extrañas algo tan banal como el aroma de las toallas, el olor del agua, una habitación desconocida o la suavidad de esas sábanas de hotel. Y ni hablar de la vista espectacular vista que tenes desde tu habitación.

Simplemente si podes hacerlo,con un amigo o un familiar en pareja o con quien sea hacelo. Por un momento vas a sentir que volvemos a ser lo que éramos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *